Usamos cookies para ofrecerte un mejor servicio, en ningún caso usamos tus datos para nuestro beneficio personal o para venderselo a terceros. Si continúas navegando aceptas nuestro uso de las Cookies. Más información

DIARIO DEPORTIVO REGIONAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID

1ª Juvenil > Grupo 5 > E.D. Moratalaz "D"

Entrevista a David Gómez, jugador juvenil de la E.D. Moratalaz, anotó cuatro goles en el primer partido de liga

Autor:
13-10-2015
David Gómez /// fotos: Alejandro Posilio
 
Quiero acabar este año subiendo a algún equipo de arriba y necesito incrementar mi intensidad para lograrlo

Texto y fotos de Alejandro Posilio

Este joven madrileño de 16 años, parco en palabras pero con las ideas bastante claras, logró el domingo cuatro goles en el primer partido de liga que disputó como juvenil. Además, se los metió al máximo rival del barrio, el Águilas Moratalaz, lo que todavía le produjo mayor satisfacción. Estudiante de primero de bachillerato en el colegio Gredos San Diego Moratalaz y con intención de estudiar Periodismo, comenzó a jugar al fútbol en El CD Vicálvaro, y tras probar en el Rayo, cumple su séptima temporada en la ED Moratalaz. Aunque sigue soñando con vivir de este deporte, se conformaría con llegar a jugar en el Aficionado A de la Escuela, pero se ve con calidad para estar más arriba. Madridista y con una hermana, se ha sacado el título de socorrista, aunque todavía no ha llegado a trabajar. Con conocimientos de inglés y francés, disfruta yendo al cine, esquiando y saliendo con sus amigos.

 

¿Habías marcado cuatro goles en un partido en alguna otra ocasión?

No, nunca. Lo máximo que había marcado en un partido fueron tres goles, hace dos temporadas, cuando jugaba en el cadete de primer año. Pero no me acuerdo del rival.

 

¿Cómo fueron los goles?

El primero fue un remate de cabeza al saque de una falta lateral; el segundo me la pasaron, me fui de dos y la coloqué al otro lado; el tercero fue de vaselina, y el cuarto, de volea.

 

¿Cuál te gustó más?

El segundo, porque me regateé a dos contrarios y definí bien. Fue el más complicado.

 

¿Qué sentiste cuando marcaste el cuarto?

Alivio, porque significaba que asegurábamos los tres puntos, y satisfacción por el partido que hice.

 

¿Por qué en este partido marcaste cuatro goles y en otros no? ¿Qué hiciste diferente?

Sobre todo, que ha sido uno de los partidos que más motivado he salido, porque tenía muchas ganas de jugar contra el Águilas, porque el año pasado, cuando nos tocó jugar contra ellos, en la ida estuve lesionado y en la vuelta no me convocó el entrenador. Por eso tenía muchas ganas de jugar contra ellos.

 

¿Tuviste cuatro ocasiones o pudiste marcar más?

Tuve otra que el defensa sacó el balón sobre la línea. Fue antes de marcar el cuarto.

 

¿Qué porcentaje de suerte hay que tener para sumar cuatro goles en un partido?

Bastante. Se da muy pocas veces.

“Tenía muchas ganas de jugar contra el Águilas, porque el año pasado no pude hacerlo en ninguno de los dos partidos”

¿Lo celebraste de alguna manera especial?

Sí, besando una pulsera que llevo desde que mi hermana se ha ido a estudiar a Estados Unidos. Ella lleva otra igual, y cada vez que meto un gol, la beso para dedicárselo. Por la tarde, lo celebré con mis amigos. Me fui a tomar algo con ellos para celebrar la victoria y mis goles.

 

¿Qué te dijeron tus compañeros y el entrenador tras el partido?

Me felicitaron todos y me abrazaron, por lo que estoy muy contento. Aunque yo metí los goles, fue un éxito de todos.

 

¿Y tus padres?

Más exagerado todavía. Me abrazaron y besaron. No se lo creían.

 

¿Piensas repetir esta hazaña?

Por su puesto, estoy deseando que llegue el siguiente partido para intentar meter el máximo de goles posibles y dar las máximas asistencias.

 

¿En qué puesto juegas?

Mediocentro ofensivo.

 

¿Cuántos goles marcaste el año pasado?

No recuerdo bien, ocho o nueve. Y esta pretemporada también he metido tres o cuatro. Aunque juego en el medio del campo, me gusta y se me da bien meter goles.

 

¿Cuándo empezaste en la Escuela?

En alevín de primer año. Es decir, si contamos la actual, llevo siete temporadas aquí.

 

¿Por qué viniste?

Yo jugaba en el Vicálvaro, donde empecé en chupetines, y me iba muy bien, pues gané algún título. Luego probé con el Rayo, donde estuve una pretemporada. Pero antes de comenzar la campaña, me comunicaron que no contaban conmigo. Allí me recomendaron varios equipos a los que podía ir, entre los que estaba esta Escuela, y la elegí. Llamé, vine y empecé a entrenar con los alevines de segundo año, y mi primer partido fue contra el Rayo Vallecano, a los que ganamos 3-2 con un gol mío.

 

¿Qué conocías de la ED Moratalaz antes de fichar por ella?

Vivo en Moratalaz y sabía de su existencia. También la conocía porque había jugado contra ella varia veces. Además, tengo aquí varios amigos y hablaba con ellos sobre ella. Me decían que aquí se lo pasan bien y que les tratan muy bien. Me gustó lo que me contaron, y aquí estoy.

“Mis amigos me decían que aquí se lo pasan bien y que les tratan muy bien; me gustó lo que me contaron y aquí estoy”

 

¿Cómo definirías la experiencia de todos estos años en la ED Moratalaz?

Ha habido momentos muy buenos, aunque también malos. Pero me quedo con lo positivo, porque el fútbol es algo que me encanta, y tengo intención de seguir practicándolo muchos años.

 

¿Cuáles han sido tus mejores momentos en la Escuela?

El año pasado, cuando ascendimos de Preferente a Autonómica con el Cadete A. Y también cuando fuimos a Vigo para jugar contra el Celta B y le ganamos 2-3.

 

¿Y ahora, alguno de los malos?

Cuando me lesioné en la pretemporada, hace dos años, pues me rompí el quinto metatarsiano de un pie y estuve cuatro meses sin jugar por la rehabilitación. Me costó luego coger el ritmo, porque no me encontraba en el equipo. Pero al año siguiente, ganamos la liga.

 

¿Qué es lo que más te gusta de la Escuela?

El sentimiento que tienen todos por el fútbol que jugamos de toque y las ganas que le echan los entrenadores.

 

¿Hay algo que no te guste?

Me gustaría tener más tiempo de entrenamiento.

 

¿Siempre has jugado de mediocentro?

No, también he jugado de delantero centro, cuando estaba en el Vicálvaro, en el Rayo y el primer año que llegué aquí. Aunque a mitad de esa temporada me cambiaron y me pusieron de mediocentro.

 

¿En qué puesto prefieres jugar?

De mediocentro, porque lo que me gusta es estar en contacto con el balón, y en este puesto es donde más lo tocas.

 

¿Cómo te definirías como jugador?

Más que de fuerza y esfuerzo defensivo, soy de toque y calidad. Soy un centrocampista técnico, al que se le da muy bien hacer caños.

 

¿Qué debes mejorar?

Tengo que meterle más intensidad a mi juego. Quiero acabar este año subiendo a alguno de los equipos de arriba y necesito incrementar mi intensidad para lograrlo.

“Más que de fuerza y esfuerzo defensivo, soy de toque y calidad; soy un centrocampista técnico, al que se le da muy bien hacer caños”

 

¿Y físicamente respondes?

Este año  he realizado posiblemente mi mejor pretemporada. En verano estuve entrenando y lo he notado positivamente. Estoy en un buen momento de forma.

 

¿Te beneficia o perjudica el estilo de combinación de la Escuela?

Me beneficia, porque no soy un centrocampista de fuerza. Me gusta tocar y tocar hasta encontrar los huecos y los goles. Me gusta este estilo. No me disgusta el fútbol directo, pero prefiero el estilo que se imparte aquí.

 

Si mañana te dicen que vas a jugar de una forma más directa y tocar menos, ¿te disgustarías?

No estaría de acuerdo, pero si es una decisión del entrenador, va a misa.

 

¿Cuesta aprender este estilo más que otros?

Sí, pero es lógico. En mi opinión, con este estilo se logran mejores resultados, pero cuesta más aprenderlo, porque no es lanzar arriba para que el delantero corra e intente meter gol, sino que hay que saber cómo triangular, por dónde moverse, y eso cuesta más aprenderlo

 

¿Qué cambio de categoría ha sido el más duro que has vivido?

Claramente, de cadete a juvenil, porque te enfrentas a jugadores que son tres años más mayores, y eso se nota mucho, sobre todo en el físico.

 

¿Ha cambiado mucho la forma en que empezaste entrenando aquí y como lo haces ahora?

Sí, cada vez aprendemos cosas nuevas y más difíciles. No nos quedamos en lo básico, nos enseñan formas más complejas de movimientos y de triangulaciones. Yo me noto mejor jugador ahora que antes.

 

Me parezco a Raúl en lo pillo e inteligente que soy en el campo”

Su ídolo futbolístico no es otro que el exmadridista Raúl González Blanco, con el que se ve un cierto parecido en lo listo que es en el césped. No descartar ejercer de entrenador, porque le encanta todo lo que tiene que ver con este deporte.

 

¿Cuál es tu jugador preferido?

Raúl González Blanco.

 

¿En qué te pareces a él?

En lo pillo que soy, en lo inteligente que soy jugando. Él es un maestro en eso. Siempre se adelanta a los rivales porque es más listo. Yo intento hacer eso.

 

¿Todavía sueñas con vivir del fútbol?

Sí, mantengo la esperanza, porque es lo último que se pierde. Es lo que quiero y me gustaría, y si lo consiguiera, sería un sueño cumplido.

 

¿Te ves con calidad para llegar?

Sí, me veo con calidad para llegar alto.

 

¿Te gustaría ser entrenador?

Sí, me atrae, porque todo lo que esté relacionado con el fútbol me atrae.

 

¿Piensas entrenar algún equipo de la Escuela algún día?

El día que deje el fútbol, seguro que me lo plantearé.

 

¿Si llegaras a jugar en Segunda División B sería un éxito para ti?

Claro, sería genial. Es la tercerea categoría más alta del fútbol español, y sería fantástico.

 

¿Y si lo más alto que llegaras fuera al Aficionado A de la Escuela?

También sería un gran logro. Llegar a jugar con el primer equipo sería lograr un objetivo que tengo en mente ahora mismo.

“Al fútbol le doy mucha importancia, pero la prioridad son los estudios”

Estudiante de primero de bachillerato y con intención de cursar Periodismo, reconoce que su futuro está en sus estudios, aunque no descartar poder vivir del fútbol algún día.

 

¿El fútbol para ti es un pasatiempo?

Es algo más. Me gusta jugar al fútbol y verlo. Todo lo que tenga que ver con el fútbol, me atrae.

 

¿Qué te gusta más jugar al fútbol o estudiar?

Jugar al fútbol, claro. Estudiar es una obligación y jugar al fútbol no es una obligación. Lo hago porque me gusta.

 

¿Y qué tiene para ti más importancia en estos momentos?

Ahora mismo tiene más importancia estudiar, porque acabo de empezar el bachillerato y se está decidiendo mi futuro. Sin embargo, al futbol le doy muchísima importancia, pero la prioridad son los estudios.

 

¿Por qué crees que el fútbol ha adquirido tanta importancia y tantos seguidores en todo el mundo?

Porque es un deporte superespecial. No sé qué piensan los demás, pero a mí, me encanta. Lo veo o lo juego, y me cautiva.

 

¿Qué le dirías a todos aquellos que definen el fútbol como once personas en pantalón corto corriendo detrás de un balón?

Lo suelen decir personas que no han vivido la experiencia de jugarlo, de entrenar y aprenderlo. A mí esto me llena.

 

¿El fútbol es justo?

No, no siempre. Es más, diría que casi nunca. Hay que tener mucha suerte para llegar a algo. No vale solo con entrenar muy duro. Esto ayuda, pero hay que tener mucha suerte. Es un factor clave para lograr los objetivos propuestos.

Ajax Spinner