Usamos cookies para ofrecerte un mejor servicio, en ningún caso usamos tus datos para nuestro beneficio personal o para venderselo a terceros. Si continúas navegando aceptas nuestro uso de las Cookies. Más información

DIARIO DEPORTIVO REGIONAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Preferente > Grupo 2 > Real Aranjuez C.F.

Real Aranjuez C.F. 2016/17: "Querer y no poder"

Autor:
07-06-2017
Javier De la Hoz (Presidente) y Rafita Pérez (Entrenador)

 

 
Informa /// Julio Montero
 
Después de 34 jornadas que son las que se han disputado en el grupo segundo de la preferente madrileña y tras el ultimo encuentro que disputaba el conjunto ribereño en el Eustasio Casallo ante el ascendido Yebenes San Bruno con resultado final de empate a un gol, llega el momento de realizar un detenido balance y pequeño estudio del porqué el club rojillo, dirigido en el banquillo por Rafa Pérez “Rafita”, siendo uno de los equipos llamados a pelear por el ascenso, al final no lo ha conseguido.
 
El Aranjuez, entre un buen numero de técnicos de los equipos que han sido rivales de los ribereños, ha estado señalado como uno de los principales favoritos para haber ocupado una de las plazas de ascenso que, brillantemente como así atestiguan los números, han conseguido Parla Escuela y Yebenes San Bruno ( por cierto enhorabuena a ambos).
 
Es cierto que cada equipo tiene y se debe a su historia, al prestigio conseguido a lo largo de esa historia, a su afición y, en este caso, a su ciudad.
 
En el caso del Real Aranjuez CF. la exigencia, sea en la categoría que sea, debe ser máxima. No cabe otro objetivo que pelear y luchar por lo máximo.
 
No vale ni caben medias tintas. El proyecto deportivo de la entidad que preside Javier De la Hoz debe ser todo lo solvente que permita las posibilidades económicas del club.
 
Desde el inicio de esta temporada recién finalizada, en el club se había vendido un proyecto que pasaba por el intento de devolver al equipo a la tercera madrileña.
 
Un proyecto por el que se apostó con la incorporación de perfiles de jugadores distintos y diferentes a los de la temporada anterior y que fueran capaces de aumentar las cualidades, valores y comportamientos sobre el terreno de juego a los de hace un año.
 
Una plantilla, al mando de un hombre que repetía en el banquillo, con ambición, ilusión, compromiso y con el suficiente talento como para pelear por el objetivo del ascenso.
 
La labor del técnico y ayudantes era la de sacarles el mayor rendimiento a todos y cada uno de los jugadores que han estado esta temporada a sus ordenes.
 
Trabajo de campo sí, pero también ese otro entrenamiento que no se ve: compromiso, convencimiento y gestión del grupo. Todo y todos, con coherencia y sentido común, tendrían que ser capaces de aunando fuerzas y voluntades haber conseguido finalizar con una idea y un objetivo que siempre ha estado claro en el club.
 
Es cierto que, no por falta de ganas y deseo, el equipo ha estado compitiendo, y además más que bien, hasta la recta final de la competición liguera.
 
Han sido varios lo momentos incluso en los que el Aranjuez se ha encontrado en alguno de los puestos de ascenso en una competición sobre todo muy igualada.
 
Fue precisamente tras la jornada 21ª , después de la victoria 0-2 frente a la EF. Arganda cuando el conjunto rojillo dejaba la primera posición en la tabla. Antes también había estado líder tras el partido no jugado con el Puerta Bonita de la jornada 13ª y anteriormente tras las jornadas 10ª y 11ª con victorias frente al Parla Escuela (4-1) y Betis San Isidro (0-1) respectivamente.
 
Un Aranjuez que no ha podido o no ha sabido llegar a los últimos metros para cruzar la línea de meta con las fuerzas y mentalidad necesaria como para hacerlo entre los dos primeros.
 
En una anterior ocasión, en este mismo medio y después de doce jornadas disputadas, escribía en un articulo que llevaba como titulo “Las Claves” que el Aranjuez en ese momento se encontraba en la línea deseada con una trayectoria hasta ese momento que invitaba al optimismo.
 
El éxito, manifestaba, para el Aranjuez y por supuesto para el resto de equipos que como en caso del conjunto ribereño estaban peleando por asegurarse alguno de los puestos de ascenso, pasaba por una palabra: REGULARIDAD.
 
Y es ahí donde, ateniéndonos a los resultados en la recta final de la competición,  el Aranjuez no ha estado a la altura de las circunstancias y, sobre todo, de lo esperado.
 
Ha sido a partir de ahí cuando se han ido esfumando los sueños del ascenso. Cuando ha habido que poner toda la carne en el asador, jugarse el todo por el todo en las últimas diez jornadas, después de la victoria 0-3 frente al Ciudad de los Ángeles, ha sido cuando el equipo ha perdido gas, fuerza y confianza.
 
Tras esa victoria y hasta el ultimo resultado este pasado domingo 1-1 frente a los Yebenes, el equipo ribereño caía y lo hacía además frente a rivales directos como Parla Escuela (4-1), Arganda (3-0), El Alamo (2-0) y Vicalvaro (0-1) para empatar con Lugo y Fortuna (0-0).
 
Estos resultados y el resto conseguidos a lo largo de la temporada han hecho que el conjunto ribereño haya finalizado, lejos de los puestos de cabeza, en la séptima posición en la tabla sumando un total de 54 puntos después de haber conseguido, en los 34 partidos disputados, un total de quince victorias, nueve empates y diez derrotas.
 
En el apartado goleador, los de “Rafita” Pérez, con el máximo goleador del grupo en sus filas (Borja Mozo, con 18 goles) han marcado 53 goles y han encajado un total de 38.
 
Ahora llega el momento de pensar a trabajar en un nuevo proyecto en el que parece que, a falta de la confirmación oficial, será de nuevo Rafa Pérez el inquilino del banquillo recayendo de nuevo la responsabilidad en la confección de la plantilla en un director deportivo del que cuanto menos habría que cuestionar su capacidad para ello y que, como se ha podido comprobar en esta temporada, no ha estado muy acertado en su cometido viendo sobre todo el resultado de sus gestiones con algunas de las  incorporaciones de jugadores que han impedido al club conseguir el objetivo marcado al inicio de la temporada.
 
Solo queda desear, por el bien del club y de la entidad, que en esta apartado se afine algo más de lo que se ha hecho hasta ahora para conseguir devolver al club a la tercera madrileña, lugar donde minimamente se merece.
 
Ajax Spinner