Usamos cookies para ofrecerte un mejor servicio, en ningún caso usamos tus datos para nuestro beneficio personal o para venderselo a terceros. Si continúas navegando aceptas nuestro uso de las Cookies. Más información

DIARIO DEPORTIVO REGIONAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Preferente > Grupo 1 > E.D. Moratalaz

Entrevista a Rida Arkine, jugadior de la E.D. Moratalaz - Temporada 2016/17

Autor:
12-10-2016
Rida Arkine /// Fotos: Alejandro Posilio
 
“El fútbol me ha dado bastantes palos y espero resarcirme algún día”

 

 

Tras cinco temporadas en Segunda B y una en Tercera, este exquisito mediocampista nacido en Marruecos ha recalado en la ED Moratalaz para hallar la estabilidad y aportar experiencia y calidad para lograr el ascenso

 

Texto y fotos de Alejandro Posilio

 

En este joven nacido en la localidad marroquí de Kenitra hace 25 años, la ED Moratalaz  ha puesto parte de las esperanzas de que el Primer Equipo logre el ansiado ascenso a Tercera División. Tras haber jugado cinco temporadas en diversos clubes de Segunda B, se espera que aporte al Primer Equipo la experiencia y la calidad necesaria para dar el salto de categoría. La presencia de Jorge Vallejo en el banquillo ha resultado decisiva para su llegada, así como el fútbol combinativo que practica el equipo y, sobre todo, sus ansias de estabilidad, perdida durante tantos años dando vueltas por el fútbol modesto español. Llegó a España con cinco años, y con la ESO como bagaje académico, ha vivido los últimos años del fútbol, aunque ahora no ingrese de esta actividad. Le gusta el cine, pero sobre todo, disfrutar la vida con su hijo de 13 meses, Naym, “la alegría de la casa”, y Thais, su mujer.

 

¿Qué pinta en un equipo de Preferente un jugador que ha disputado cinco temporadas en Segunda B y una en Tercera, además de una pretemporada en Primera?

Estoy aquí por Jorge Vallejo, que es mi entrenador y mi amigo. Fue mi entrenador de pequeño y mantenemos una relación muy buena, incluso fuera del fútbol. Y como es un amigo, intentaré hacer todo lo posible para subir al equipo a Tercera División.

 

Cuando fichaste por la ED Moratalaz, reconociste honestamente que era un paso atrás en tu carrera. ¿Es un paso atrás para coger fuerzas y dar luego dos adelante o porque tu pasión por el fútbol se está relajando?

Con 25 años relajándose es imposible. Es un paso atrás para dar dos hacia adelante. Como además necesito encontrarme a mí mismo y necesito una estabilidad, donde mejor voy a estar es con Jorge, con la ED Moratalaz y con el grupo de amigos compañeros que tengo en el Primer Equipo.

 

¿Cuál es tu objetivo en la ED Moratalaz?

El ascenso, totalmente. Es mi objetivo, el de mis compañeros, el del cuerpo técnico y el de todos.

 

En la anterior entrevista reconociste francamente que si no lograbas el ascenso, sería un fracaso para ti. ¿Hay que ser valiente para reconocer eso sin escusas?

Para mí sería un fracaso, pues si he dado un paso atrás para dar dos adelante y no lo logro… El nivel que tengo es de Segunda B, y si vengo aquí, es para ayudar a ascender a la ED Moratalaz a Tercera y para estar con los míos, con mis amigos y compañeros.

 

¿Tiene calidad este equipo para alcanzar ese logro?

Hay calidad y, sobre todo, trabajo. Los que han visto los dos partidos de liga que hemos jugado han visto que los delanteros están defendiendo y que los defensas están atacando. Somos un equipo y una piña, amigos y, sobre todo, compañeros. Así que tenemos todo lo necesario para ascender.

 

 

El inicio de liga ha sido inmejorable. Dos victorias de dos encuentros. ¿Se puede mantener este ritmo?

Claro, nosotros trabajamos para mantener ese nivel. Hay veces que el desarrollo del partido impide dar ese nivel, pero vamos a seguir trabajando, intentando disfrutar partido a partido, disfrutar defendiendo y atacando. Así es como se va a lograr, siendo un equipo y una piña. Todos somos importantes para lograrlo.

 

¿Cuál es el punto fuerte del Primer Equipo?

La ilusión. Todos estamos ilusionados.

 

¿En qué debe mejorar?

No tiene nada que mejorar. Dos partidos y seis puntos es inmejorable. Solo hemos encajado un gol. Esa es la clave: portería a cero y que la dinamita que tenemos arriba estalle. Vamos a marcar un gol como mínimo en casi todos los partidos. Eso debe ser clave.

 

Llevas dos meses en la Escuela. ¿Era lo que esperabas o te has encontrado alguna sorpresa?

Por la amistad que tengo con Jorge, siempre que he necesitado algo, ya sea entrenar o ejercitarme, él y la ED Moratalaz me han tendido la mano y les estoy agradecido. Y ahora estamos todos luchando por el mismo objetivo.

 

¿Qué diferencias existen entre jugar en Segunda B y hacerlo en Preferente?

Segunda B tiene nivel profesional en todo. Y estar en Preferente es pertenecer a un equipo humilde, que está trabajando para ver si algún día, por qué no, puede alcanzar el nivel profesional, mejores hábitos y otras cosas. Con el sistema de juego que tiene la ED Moratalaz, creo que necesita ese empujoncillo que le lleve a Tercera División. Y creo que este año se lo podemos dar.

 

Y a nivel de fútbol, en el césped, ¿qué diferencias hay?

Más intensidad, más fuerza física, más técnica, más táctica. Es normal, hay un poco más de todo.

 

 

¿Es más fácil jugar al fútbol en Segunda B que en Preferente?

Los campos se notan. Cuando un jugador va a jugar a un campo bueno, su rendimiento aumenta. En Preferente están clubes más humildes con campos peores. En Tercera son mejores y así sucesivamente.

 

Llevas muchos años cobrando por jugar al fútbol. Esta temporada no lo vas a hacer. ¿Puede influir esto en tu rendimiento?

Si fuera por dinero, no estaría aquí. Estoy aquí porque necesito encontrarme a mí mismo, porque necesito una estabilidad que creo que no he tenido por estar fuera de mi casa tantos años de un sitio para otro: Granada, Castellón, Guadalajara… Necesitaba estabilidad emocional y deportiva. Y aquí estoy, esperando que salgo algo bueno. Y mientras, aquí estoy dándolo todo y ayudando a mis compañeros a lograr el objetivo. No estoy aquí por dinero.

 

¿La filosofía de esta Escuela de dar prioridad en los equipos aficionados a los jugadores de la cantera sobre los fichajes de fuera dificulta el ascenso?

La Escuela trabaja desde hace años una filosofía de juego que van aprendiendo los jugadores desde pequeños. Cualquier jugador que pueda subir de juveniles o del Aficionado B al Primer Equipo se va a encontrar cómodo, porque es la misma filosofía de juego en todos los equipos. No creo que esa filosofía cree ningún problema.

 

Desde que dejaste de ser juvenil, ¿en qué equipos has jugado?

Los tres años de juveniles estuve en el Rayo Vallecano. Las primeras dos temporadas como aficionado jugué en el Leganés B, que estaba en Preferente. De ahí di el salto al primer equipo del Leganés, en Segunda B. Me hizo debutar Miguel Álvarez, que era el entrenador. Lo hice medianamente bien, pero por cosa del fútbol, a la siguiente temporada fiche por el Rayo B, que también estaba en Segunda B. Pensé que volver a mi casa era bueno. Estuve una temporada, en la que descendimos. A la campaña siguiente hice la pretemporada con el Rayo de Primera División. Estuvieron contentos, me trataron genial, pero por cosas del fútbol no pude dar el salto a Primera.

 

¿Y luego?

Firmé por el Granada B, en Segunda B, donde estuve seis meses, pero por lesiones tuve que salir de allí. Después estuve año y medio en el Guadalajara, también en Segunda B, donde estuvimos a punto de ascender tras clasificarnos para el play off. Pero luego no pude seguir allí y estuve sin equipo seis meses, entrenando con el Marchamalo, un equipo de Tercera de Castilla-La Mancha, gente excepcional que me trató genial. Luego firmé por el Castellón seis meses, y por un maldito penalti no ascendimos a Segunda B. Eso fue la temporada pasada.

 

Eres un trotamundos del fútbol modesto español.

El fútbol me ha dado bastantes palos y espero resarcirme algún día.

 

 

Tus dos hermanos han jugado en la ED Moratalaz. ¿Tú por qué no?

Porque soy mayor que ellos y Jorge los cogió cuando yo ya estaba en el Rayo.

 

¿Dónde empezaste a jugar al fútbol?

En San Cristóbal de los Ángeles, mi barrio, donde conocí a Jorge Vallejo. Allí jugué hasta llegar a cadetes, que me fui al Parla Escuela.

 

¿Qué imagen tiene la ED Moratalaz fuera?

Solo escucho que hablan bien de ella, que sus equipos juegan muy bien y que cuida la cantera; que es un club trabajador que está haciendo bien las cosas. No muchos equipos de Tercera y Segunda B tienen esta filosofía tan bonita y que es tan apreciada por los jugadores. Espero que esto dé sus frutos.

 

“Lo mejor de esta Escuela es su filosofía de juego y la cercanía con su gente”

Está convencido de que el fútbol combinativo que se practica en esta Escuela proporciona muchas más posibilidades de lograr el ascenso que otros clubes. Asegura que este estilo le beneficia por sus condiciones futbolísticas.

 

¿El estilo combinativo que se enseña y se practica en esta Escuela ha influido algo en tu llegada aquí?

Totalmente. Ese juego es el que más se asemeja a mi gusto. Por eso estoy aquí, porque me beneficia.

 

¿Es el estilo que se necesita para ascender a Tercera?

Cada equipo tiene su filosofía de juego. Mi opinión es que con ese estilo tenemos muchas más posibilidades de subir que otros equipos Aunque luego la competición sentenciará.

 

Entonces, ¿no eres de la opinión de que jugando de manera más directa se ganarían más partidos?

Hay que alternar, y cuando no sale una cosa, hay que intentar otra. Pero aquí este estilo está dando resultados positivos, cada año un poco más. Y espero que este demos la campanada y alegremos a la afición de Moratalaz.

 

Pero en la actualidad da la sensación de que el que no juega de forma combinativa, no sabe jugar al fútbol.

No, creo que no. Hay estilos de juego que son más directos y también juegan bien al fútbol. Hice la pretemporada con el Rayo en Inglaterra y los chicos jóvenes de allí practicaban un estilo directo desde abajo. Y les funciona. Otros estilos también dan buenos frutos.

 

¿Qué es lo mejor de esta Escuela?

Su filosofía de juego y la cercanía que tiene con su gente.

 

¿En qué debe mejorar?

Llevo poco tiempo en ella y no la conozco como para dar una opinión. Cuando lleve un tiempo te lo diré sin pelos en la lengua.

 

¿Sigues soñando con llegar a la élite?

Ese es el sueño de todo chaval que juega al fútbol, y sigue siendo el mío. Lo veo difícil, pero solo tengo 25 años. La temporada que viene subimos a Tercera y todo puede pasar en esta vida.

 

¿El fútbol es para ti solo un pasatiempo?

No. El fútbol es la ilusión y motivación de mi día a día. Disfruto haciéndolo. He sido un privilegiado porque jugaba al fútbol y me servía para mantener a mi familia y a mí mismo. Ahora no, pero sigue siendo un disfrute. Seguiré jugando al fútbol aunque sea con muletas.

“El fútbol no es justo, pero he conocido a futbolistas que dicen que al final te devuelve lo que le has dado”

Aunque ha jugado en distintas posiciones del medio del campo, prefiere la de interior izquierda, en la que rinde mejor por su capacidad de desborde y de dar el último pase.

 

¿En qué puesto juegas normalmente?

Interior izquierda y mediapunta.

 

¿Siempre has jugado ahí?

También me han utilizado de mediocentro, incluso de segundo delantero.

 

¿Dónde disfrutas más?

De interior, porque me gusta meterme para adentro y combinar.

 

¿Qué es lo que mejor haces?

El uno contra uno y dar  el último pase.

 

¿En qué debes mejorar?

Gol, la falta de gol.

 

Defínete como jugador.

Rápido, diferente y más técnico que físico.

 

¿Has pensado alguna vez en ejercer de entrenador?

Sí, entrené en la ED Moratalaz un año al Benjamín A y ganamos la liga. Todo fue muy bien y fue una experiencia que, por qué no, puedo repetir más adelante.

 

¿El fútbol es justo?

Para mí, no. Pero he conocido a muchos futbolistas que dicen que el fútbol al final te devuelve lo que les has dado. Así que sigo con esa ilusión, a pesar de los muchos palos que me ha dado.

 

¿Qué tiene el fútbol que le gusta a tanta gente en el mundo?

No sé, habría que irse a sus inicios para averiguarlo. Pero creo que es porque el fútbol es pasión, es paz, es amistad, es educación. Es muchas cosas, da muchas cosas, la mayoría buenas, aunque algunas malas, como las lesiones.

 

¿Hasta cuándo en la ED Moratalaz?

Hasta que me salga una buena oferta o hasta que no esté a gusto.

Ajax Spinner