Usamos cookies para ofrecerte un mejor servicio, en ningún caso usamos tus datos para nuestro beneficio personal o para venderselo a terceros. Si continúas navegando aceptas nuestro uso de las Cookies. Más información

DIARIO DEPORTIVO REGIONAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Preferente > Grupo 1 > E.D. Moratalaz

Entrevista a Cristian Mora, reciente fichaje de la E.D. Moratalaz (Temporada 2015/16)

Autor:
23-01-2016
Cristian Mora /// foto: Alejandro Posilio (ED Moratalaz)
 
“Mi objetivo en la ED Moratalaz es alcanzar la tranquilidad y volver a disfrutar de fútbol con los compañeros”

 

Este joven delineante regresa a la Escuela desde el Móstoles URJC para recuperar la tranquilidad perdida después de haber llegado a jugar en Segunda B con el Leganés

Entrevista con Cristian Mora, delantero fichado por el Primer Equipo de la ED Moratalaz

Texto y fotos de Alejandro Posilio

Este delantero madrileño y madridista de 23 años es el último fichaje del Primer Equipo. Vuelve a la Escuela, después de haber jugado en ella sus dos primeros años de juvenil, para alcanzar la tranquilidad y el protagonismo que había perdido en el Móstoles URJC de Tercera División. Deliniante en la compañía Inventia, donde trabaja todas las mañanas, va a aportar la experiencia que supone haber jugado en Segunda División B con el Leganés. Tiene la suerte de ejercer de lo que estudió, un grado superior de Diseño de Fabricación Mecánica, pero sigue soñando con poder vivir del fútbol algún día. Aunque hizo sus pinitos en un banquillo en su anterior etapa en la ED Moratalaz, quiere seguir disfrutando como jugador, aunque una vez que termine, no descarta dedicarse a entrenar. Su otra afición es rodearse de los que más quiere para pasar el mayor tiempo posible con ellos, ya sea en reuniones o saliendo a tomar algo. El caso es disfrutar, que es lo que busca en la ED Moratalaz.

 

¿Por qué has fichado por el Primer Equipo de la ED Moratalaz a mitad de temporada?

Es cosa del fútbol. Yo estaba jugando en el Club Deportivo Móstoles URJC de Tercera División y no participaba mucho, no tenía protagonismo. Y decidí venirme aquí porque estuve en el pasado y sabía que iba a ir a un sitio donde iba a estar cómodo y tener tranquilidad y buen rollo. Quería alejarme de la situación que tenía allí para estar mejor.

 

¿Conoces a alguien en esta Escuela?

Sí, a muchos, y siempre me tratan bien, como si estuviera en mi casa. Y por eso no me lo pensé dos veces cuando tuve la oportunidad de venir aquí.

 

¿Con quién contactaste?

Con Jorge Vallejo, al que conocía desde que me entrenó en infantil de segundo año en el San Cristóbal. Desde entonces tenemos relación. Le dije que si contaba conmigo, me iba de nuevo con él para ayudarle en todo lo que pudiera.

 

¿Cuánto tiempo llevas ya entrenando con el Primer Equipo?

Ya he jugado dos partidos. En ambos he sido suplente. En el primero jugué media hora, y en el segundo, toda la segunda parte.

 

¿Qué tal te has encontrado?

Bien. Me voy adaptando poco a poco. Conozco a la mayoría de mis compañeros, pero todavía se nota que necesito un poco más de adaptación.

 

¿Además del entrenador, a qué compañeros conocías?

A muchos de los jugadores del Primer Equipo los conocía de mi etapa anterior en esta Escuela. También conozco a otros de haber jugado contra ellos en torneos y en verano, como a Álex, Silvosa, Jonathan, Tito, Abel…

 

¿Qué esperas de esta nueva etapa en tu carrera futbolística?

De momento, lo que me estoy encontrando: estar tranquilo y a gusto y hacer lo que me hace disfrutar con la gente que me aprecia. Y seguir la línea del equipo, continuar ganando y, aunque sé que va a ser duro, lograr el ascenso a Tercera División.

 

¿Lo que llevas visto hasta ahora era lo que esperabas o te has llevado alguna sorpresa?

Todo lo que me imaginaba antes de venir aquí, incluido el recibimiento que he tenido, ha sido más agradables de lo que esperaba. Desde el primer momento me he encontrado como en casa y los compañeros me están ayudando a adaptarme. Estoy supercómodo. Era lo que buscaba y lo que quería. Estoy muy contento.

 

¿Cómo empezaste en esto del fútbol?

Empecé jugando en el colegio Nuestra Señora de Fátima, en Usera, al fútbol sala. En infantil de primer año di el cambio al fútbol once en el San Cristóbal. Después estuve los dos años de cadete en San Fermín y los dos siguientes de juvenil ocuparon mi primera etapa en la ED Moratalaz. El primer año tuve a Nauzet Santana como entrenador, y el segundo, a Jorge Vallejo. El tercer año como juvenil me fui a División de Honor con el Leganés, aunque me cedieron para poder terminar la liga con el Moratalaz,  y conseguimos el ascenso a Nacional.

 

Y cómo aficionado, ¿dónde has jugado?

Dos años en el Leganés, donde conseguir debutar con el primer equipo en Segunda B, y después me fui al Carabanchel una temporada. Y la anterior campaña y esta media, en el Móstoles URJC. Estos tres últimos años he jugado en Tercera División.

 

Has jugado en Segunda B. ¿Qué tal la experiencia?

Inolvidable, sin duda. Es la categoría más alta en la que he estado, con un vestuario totalmente profesional, en el que aprendes de todo, en un gran club que ahora está en Segunda. Doy las gracias por poder haber participado en esa categoría.

 

¿Te ves con calidad para poder jugar en esa categoría?

Es difícil, pero nunca voy a perder la esperanza de que, trabajando y siendo constante, todo llegue. Por lo menos voy a intentar volver a jugar a ese nivel.

“Quería alejarme de la situación que tenía en el Móstoles para estar mejor”

Has estado en muchos clubes. ¿Qué diferencias ves entre ellos y la ED Moratalaz?

Una clara diferencia es el método de juego. Aquí todos los equipos se rigen por una filosofía basada en tocar y jugar el balón, en mimarlo. Esto no suele pasar en otros clubes. Me gusta esta filosofía y creo que es productiva. Es el mejor método que hay hoy en el fútbol. Esta es la principal diferencia, pues toda la Escuela trabaja bajo un mismo método que da resultados y todo el mundo cree en él.

 

¿Y en el trato qué diferencias has vivido?

Aquí es bastante más cercano, casi familiar. Aquí tienes amigos para lo que haga falta, quedas con ellos para tomar algo y no hay problemas para relacionarse. Y esto es más complicado en equipos más potentes, casi profesionales. En esos equipos ves a los demás como compañeros de trabajo. Normalmente te llevas mejor con unos que con otros.

 

¿Y cómo es la relación con los entrenadores a esos niveles?

Es una relación más fría. No te suelen remarcar todas las cosas que tienes que hacer, confían plenamente en lo que haces y solo te dan pequeñas pautas. A raíz de eso, tienes que extenderte como futbolista y saber qué hacer en cada momento, tanto dentro como fuera del campo.

 

¿De qué juegas normalmente?

De delantero.

 

¿Siempre has jugado en ese puesto?

No, he jugado en otros puestos, pero siempre de medio campo para arriba.

 

¿Cuál te gusta más?

De delantero, donde tienes más posibilidades de tocar el balón y marcar goles.

 

¿Qué características debe tener un buen jugador en tu puesto?

Ser inteligente, saber desmarcarse y posicionarse para estar más cerca del gol.

 

¿Defínete como jugador?

Soy trabajador y constante. Me gusta sorprender con desmarques y movimientos que puedan facilitarme el gol. Y, sobre todo, me gusta trabajar en equipo. Soy más técnico que físico.

 

¿Qué es lo mejor que se te da hacer sobre el césped?

Aplicar la inteligencia en el campo y trabajar.

“Me gusta ejercer de entrenador, pero todavía quiero disfrutar la parcela de jugador”

¿En qué tienes que mejorar?

Sin duda, en tener más tranquilidad en ciertas ocasiones para saber elegir la mejor opción cuando tengo que pausar el juego o darle velocidad. Esto es, desde mi punto de vista, una de las cosas más difíciles del fútbol, y es en lo que estoy trabajando.

 

¿Cuál es tu objetivo en la ED Moratalaz?

Es el de alcanzar la tranquilidad y volver a disfrutar de fútbol con los compañeros. Y a nivel de equipo, el ascenso a Tercera.

 

¿Lo ves factible?

Sí, veo suficiente calidad en este equipo como para lograrlo. Pese a no ser un grupo muy físico, hay jugadores con una gran calidad y técnica suficiente para estar en Tercera sin ningún tipo de problemas.

 

¿Y esta Escuela tiene potencial suficiente para mantener un equipo en esta categoría?

Si se logra, va a ser muy duro mantenerse, como le pasa a cualquier club que alcanza esta categoría por primera vez. Pero es posible lograrlo a base de trabajo y de mantener los pasos que ha diseñado esta Escuela para lograrlo.

 

¿Pero se podría mantener un equipo en Tercera dando prioridad a los jugadores de la cantera antes que fichando?

Sí, creo que sí. La EDM lleva muchos años así, impartiendo este estilo, y sus jugadores tienen calidad suficiente para jugar en Tercera. Además, también hay otros clubes que cuidan el balón en esa categoría y les está yendo bastante bien.

 

¿Cuál es tu futbolista referente?

No he tenido nunca uno en particular. De unos me gusta su control, de otros su velocidad, de otros su oportunismo. No hay ninguno que me guste todo lo que tiene. Me gustaba el control del balón que tenía Zidane y cómo lo mantenía; la electricidad de Ronaldinho me parecía espectacular, y la calidad de jugadores de hoy en día como Messi y Ronaldo, que son prácticamente los referentes de todo el mundo.

 

¿Tienes alguna característica de ellos?

Me gustaría demasiado parecerme en algo a ellos, pero es muy difícil.

 

Conoces muchos clubes, ¿qué imagen tiene la ED Moratalaz fuera?

A veces nos acusan de pecar por querer jugar la pelota en todo momento. Pero es porque no llegan a entender nuestro método de juego. Es cierto que dicen que arriesgamos demasiado, pero luego esos equipos se dan cuenta de que no solo es eso, sino que también tenemos un gran trabajo detrás, que les cuesta ganarnos o no lo hacen. Tras jugar contra nosotros se suelen llevar otras sensaciones.

 

¿Qué te parece la filosofía de la ED Moratalaz de dar prioridad a los jugadores de la Escuela en los equipos aficionados?

Es digna de admirar, así se mantienen los equipos más años. Me gusta mucho, pues de esta manera la propia Escuela promociona a sus jugadores. Es un buen método de trabajo y aquí se ofrece a los jugadores aspiraciones reales de poder llegar algún día al Primer Equipo. En otros clubes es prácticamente imposible alcanzar el primer equipo.

 

¿Algún día la ED Moratalaz podrá tratar de tú a tú a los grandes clubes de la Comunidad?

Ya estamos compitiendo contra ellos de tú a tú con los equipos de la cantera. Ya les plantamos cara y somos superiores en muchas ocasiones. Y creo que en un futuro lejano, y si seguimos los pasos que se han marcado, estaremos cada día más cerca de ellos.

 

¿Hasta cuándo en la ED Moratalaz?

Con la ED Moratalaz hasta la muerte. No tengo ni idea ni prisa por irme a otro sitio. Acabo de llegar y estoy muy a gusto, por lo que ni me lo he planteado. Mi primer objetivo es hacerme con un puesto de titular, y sé que lo conseguiré.

“Me sorprende la calidad que adquieren aquí los jugadores de la cantera”

Es otro enamorado del fútbol de combinación, estilo que defiende porque le viene bien a sus cualidades y porque da resultados. Asegura que España está viviendo una época dorada en este deporte gracias a la implantación de esta forma de juego.

 

¿Te beneficia el estilo de toque que se imparte en esta Escuela?

Sí, por su puesto. Soy un jugador poco corpulento y todo lo que sea disputarlo por debajo me beneficia.

 

¿Es más difícil de aprender y enseñar que otros estilos?

Sí, sin duda. Hay futbolistas que nunca llegan a captarlo. Es un modelo de juego colectivo en el que no solo cuentas tú con el balón, sino todo el equipo. Es más complicado que el juego directo al balonazo y  caídas a la espalda.

 

¿Este estilo dificulta que jugadores de fuera de la Escuela vengan a jugar aquí?

Sí, para un jugador que no se ha relacionado con este tipo de juego le es mucho más complicado asimilarlo. Hay otros equipos que también proponen jugar el balón, pero no de la misma forma que aquí. La capacidad de adaptación es fundamental en este tipo de casos.

 

¿No crees que en España está un poco sobrevalorado este estilo?

En España estamos viviendo una época gloriosa en el fútbol gracias a este estilo, y por eso se le da más valor al fútbol técnico que al físico, pues está dando resultado.

 

¿Pero también es un estilo más arriesgado?

Claro, pero hay que aceptarlo. El que no arriesga, no gana. Aunque a veces hay que saber valorar otras opciones, sin duda merece la pena practicarlo.

 

¿Cree que se identifica a esta Escuela por ese estilo?

Sí, hace años llevé un Benjamín G de la ED Moratalaz y ya les intentábamos inculcar que no tuvieran miedo al balón, que lo quisieran tener para jugarlo. Y si uno observa a cualquier equipo de esta cantera, se puede ver que todos siguen los pasos para poner en práctica ese método. Cada vez se hace mejor y me sorprende la calidad que adquieren aquí los jugadores de la cantera. Y la gente de fuera es cada vez más consciente de esto.

 

Pero el fútbol en Preferente suele ser más físico, de mucha presión, no de toque. ¿Esto os beneficia o perjudica?

Es verdad que en Preferente el fútbol es más físico. Pero considero que nosotros debemos ser fieles a nuestro estilo. Cuando jugamos contra equipos duros y que presionan, intentamos llevar el juego a nuestro terreno, potenciando nuestras características para conseguir la victoria.

“No voy a perder la esperanza de poder vivir del fútbol”

Asegura que el fútbol influye bastante en su vida, que quiere seguir como jugador y que no descarta ejercer de entrenador en un futuro no muy lejano.

 

¿Sueñas todavía con vivir del fútbol?

Por supuesto. Esa esperanza nunca la voy a perder y sería algo muy bonito. Soy consciente de que a estas alturas es muy complicado, pero no voy a perder la esperanza.

 

¿El fútbol es algo más que un pasatiempo para ti?

Sí, sí. Lo practico día a día y es muy importante para mí. Además, es muy mediático y se sigue en todo el mundo, lo que hace que influya mucho en mi vida diaria. Si pierdes, te vas jodido a casa, y si ganas, te vas contento. Claro que influye en la vida.

 

¿Has tenido alguna lesión grave a lo largo de tu carrera?

Ninguna que me haya tenido mucho tiempo fuera de la actividad.

 

Si mañana viniera un club potente a ficharte, ¿qué harías?

He firmado aquí y obviamente tendría que hablar con el club para llegar a un acuerdo. Depende de las condiciones. Pero, de momento, acabo de llegar y mi idea es conseguir los objetivos que he descrito antes.

 

¿Has pensado alguna vez en ser entrenador?

Sí, de hecho, cuando estuve aquí la primera vez dirigí a un equipo Benjamín. Y aunque no he vuelto a vivir otra experiencia de ese tipo, me llevé un buen sabor de boca. Me gusta ejercer de entrenador, pero todavía quiero disfrutar la parcela de jugador. Eso sí, no descarto que más adelante me dedique a entrenar. Me gusta y cuando se acabe mi etapa como jugador, puede que me dedique a ello.

 

¿El fútbol es un deporte justo?

El fútbol es fútbol. Es justo unas veces e injusto otras. Quizá sea lo bueno que tiene este deporte, que a veces te lo da todo y otras te lo quita. Hay que saber valorarlo en los momentos que va bien para disfrutar de ellos.

 

¿Qué tiene que gusta a casi todo el mundo?

Es un deporte en el que se potencian muchos valores. Al mover tanta gente, motiva a todos desde pequeños. El fútbol está siempre cerca. Pero reconozco que ahora estoy más metido dentro y lo siento más profundamente que cuando era pequeño. Antes jugaba al fútbol simplemente por diversión, pero ahora pongo otros sentimientos. Y esto es muy bonito.

 

¿Y qué les dirías a aquellos que definen este deporte como 22 tíos en pantalón corto corriendo detrás de una pelota para pegarle patadas?

Estas personas son las que no entienden el fútbol y lo ven como un simple deporte.  Una gran parte de personas a las que les gusta el deporte ven el fútbol como algo más. A quien le gusta el baloncesto, también suele gustarle el fútbol, aunque no sea su referente. Lo mismo que a quien le gusta la natación u otros deportes le suele también gustar el fútbol.

Ajax Spinner