Usamos cookies para ofrecerte un mejor servicio, en ningún caso usamos tus datos para nuestro beneficio personal o para venderselo a terceros. Si continúas navegando aceptas nuestro uso de las Cookies. Más información

DIARIO DEPORTIVO REGIONAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID

1ª Autonomica Juvenil > Grupo 1 > Real Madrid C.F. "C"

El Real Madrid, Campeón del Mundialito de Clubes Sub-17 de la Comunidad de Madrid 2014

Autor:
06-06-2014

 

Durante estas semanas se disputó en Colmenar Viejo el Mundialito de clubes Sub17. Una de las sedes, y de ellas la principal, es el Estadio Alberto Ruiz, donde el lunes 2 de junio se celebraron las semifinales de dicho torneo que enfrentaban al equipo brasileño Corinthians SC con el Atlético de Madrid, y al Rayo Vallecano con el Real Madrid.

La primera semifinal dio como vencedor al conjunto brasileño, con un resultado de 3-0, en un partido marcado por los errores colchoneros, principalmente en los dos primeros goles, siendo el segundo de ellos un fallo garrafal del guardameta. También cabría destacar la gran presión que ejerció el equipo procedente de Sao Paulo dejando sin ideas a un Atlético de Madrid gris.

El Corinthians pasaría a la final arropado por su hinchada, que no paró ni un segundo de animar durante el partido

La segunda eliminatoria fue más disputada. En esta eliminatoria con sabor madrileño, se pudo observar una primera parte un poco aburrida, aunque aun así se anotaron dos goles por parte del conjunto merengue. La segunda parte cambió de dinámica, con un Rayo más activo que llegó a empatar el encuentro. Se sentía la emoción que caracteriza a las grandes eliminatorias, y en ese instante todo podía pasar sobre el terreno de juego.

Y lo que paso fue, que el jugador madridista Bas, que portaba el número dos, se inventó una genialidad en forma de libre directo, encajando el balón en la misma escuadra. Este gol llegaba en el momento del partido en el que mejor estaba jugando el Rayo, por lo que fue un gran mazazo para el conjunto vallecano. En los últimos minutos, el Madrid pondría la guinda al pastel, anotando el cuarto gol a su favor. El partido terminaría 4-2.

Y por fin llegó el miércoles 4 de Junio, el día de la final. Nada más llegar a los aledaños del estadio, ya se podía intuir que iba a ser un ambiente merecido para una final entre dos equipos con un gran nombre. El estadio Alberto Ruiz estaba lleno, puesto que nadie se quería perder una final, que se veía que iba a ser muy disputada, y sobre todo después del partido de la fase de grupos en la que el Real Madrid perdió por la mínima ante los Paulistas.

La primera parte se podría caracterizar por su poca emoción sobre el campo, y el corazón que se ponía desde las gradas intentando contagiar a los chicos de ambos equipos. La mayoría de las ocasiones las protagonizaba el conjunto blanco, que ayer lucía su equipación azul, aunque el Corinthians, a pesar de no jugar tan vistoso cómo otros partidos, montaba alguna contra que pretendía poner en jaque a la defensa rival, pero sin efectividad ninguna.

La primera parte terminó con empate a cero, en unos primeros 40 minutos en los que se destaca el hambre que tenía el Real Madrid y el gran juego defensivo que realizaba el Corinthians.

En la segunda parte los dos equipos seguirían la misma tónica que en la primera. Pero el muro defensivo de los paulistas falló a los seis minutos del comienzo de la segunda mitad, cuando Bas se internaba por banda hasta llegar a la línea de fondo, poniendo un pase hacia el ariete merengue, Borja Mayoral, que se sacaba un taconazo para batir al meta rival. La locura y alegría se palpaban en una parte de la grada. A partir de este gol, el conjunto madrileño se sintió más cómodo sobre el terreno de juego y los brasileños comenzaron a hacer un juego más duro que el árbitro se vio obligado a castigar con tarjetas.

El punto y final del partido llegaría en el minuto 29 del segundo tiempo, cuando Rodríguez, que llevaba el número 11, encaró al defensa rival con una serie de bicicletas hasta que pudo perfilarse y sacar un derechazo que iría directamente a las escuadra. El 2-0 llegaba y el equipo madrileño ya se sabía campeón. La final terminó con ese resultado.

En este partido final podríamos destacar el gran juego que desplegaron los jugadores madridistas Fernández y Fidalgo, con los números 12 y 14 respectivamente.

Terminó un gran torneo, que año a año se va consolidando y que poco a poco puede que llegue a convertirse en uno de los torneos referencia para el fútbol base.

Juan Carlos Herrero

   Accede a ver toda la información sobre el Torneo (pincha aquí)   

Ajax Spinner